A continuación les mostramos un extracto de la sesión de preguntas y respuestas con la Directora de Investigación del Silent Spring Institute que originalmente apareció en Wellness Chat, un chat en línea organizada por el Environmental Working Group (EWG) que  se encarga de presentar novedades acerca de la prevención del cáncer a través de debates con los expertos en el campo.

Grandmother With Granddaughter And Mother In Park Smiling To Camera

Durante el mes de octubre, el EWG publicó una serie de artículos que han permitido destacar que las decisiones diarias que pueden tener un impacto duradero en la salud, tales como elegir productos de limpieza y productos de aseo personal que no sean tóxicos, comer bien, y mantenerse en forma. Para cerrar el mes de la sensibilización sobre el cáncer de mama, el EWG mantuvo una conversación con Ruthann Rudel, una científica destacada en el campo de la investigación del cáncer de mama, sobre los disruptores endocrinos (EDCs, por sus siglas en inglés) y el cáncer de mama.

“Los disruptores endocrinos son productos químicos que interfieren con el sistema hormonal o imitan las hormonas. Estas sustancias químicas sintéticas se encuentran en muchos productos de consumo, tales como artículos de aseo personal, muebles, paquetes de alimentos, materiales de construcción – artículos a los cuales estamos expuestos diariamente. De hecho, nuestra investigación reveló por primera vez que los productos de consumo son una fuente principal de exposición a los EDCs. Las empresas antes aseguraban que las sustancias químicas que se encontraban en sus productos se quedaban dentro de ellos, pero ahora sabemos que no es cierto. Las sustancias químicas que perturban el desarrollo hormonal pueden desplazarse desde los productos, acumularse en el aire y el polvo del hogar, y entrar a nuestros cuerpos.  

La presencia de EDCs es muy preocupante en relación al cáncer de mama porque se ha demostrado que éstas sustancias afectan el riesgo de cáncer de mama. Lo que sabemos sobre el desarrollo del cáncer de mama es que los productos químicos que actúan como hormonas pueden aumentar la susceptibilidad a la enfermedad de dos maneras: pueden alimentar al tumor de seno que ya está presente, o pueden cambiar la composición del seno, dejándolo más vulnerable a los agentes cancerígenos.”

Para leer el artículo completo, visite el sitio web del EWG: http://www.ewg.org/cancer/Wellness-chat-the-environment-and-breast-health.php

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *